Ziliotto, un año de gestión

Ziliotto, un año de gestión
Compartir

En el marco del aniversario de su asunción, Sergio Ziliotto trazó un balance de su primer año de gestión como gobernador de La Pampa y planteó que la pandemia de Covid-19 obligó a orientar todas sus acciones para contenerla. A su vez, se mostró satisfecho con el accionar de su gabinete y aseguró que por el momento no habrá cambios.


En una entrevista con LA ARENA, el mandatario consideró que «es muy difícil hacer un balance objetivo si lo analizamos desde el punto de vista de cuáles fueron nuestras metas de trabajo», las cuales quedaron plasmadas en su discurso del 10 de diciembre y el 1º de marzo ante la asamblea legislativa.


«Esto fue atravesado por nada más y nada menos que una pandemia. Eso nos obligó a dedicarle casi el 90% de las acciones a cuidar la salud de los pampeanos, sin dejar de lado distintos objetivos como poner en marcha lo antes posible las distintas herramientas que tiene el Estado para seguir desarrollando la provincia. El objetivo de fondo es incrementar la actividad económica, y que eso genere trabajo y calidad de vida», explicó.
De todas maneras, pese al contexto, resaltó que se pudo avanzar en distintos proyectos como el plan de viviendas provincial, el de inversión productiva y el de desarrollo energético, entre otros. «Aunque fue un año difícil, creo que estamos marcando un paquete de normas a largo plazo», opinó.
-¿Considera que hubo desaciertos, cosas que se podrían haber hecho mejor?
-Solo se equivoca el que hace. Seguramente hemos tenido errores, pero creo que hay que tener suficiente autocrítica para reconocerlos. Siempre lo hemos dicho, nosotros somos falibles, no somos perfectos. La capacidad de gestionar tiene que ver con que cuando tomamos decisiones equivocadas, las corregimos. Hay una cuestión que me deja tranquilo, es que son tomadas desde la buena fe, sin cosas ocultas.

Gabinete
Ante una consulta sobre la presencia de «funcionarios que no funcionan» dentro de su gabinete, Ziliotto reconoció que algunos «han tenido mayor exposición», pero eso no implica que se haya dejado de trabajar en otras áreas. «Es un trabajo silencioso, se ha avanzado y planificado en todas las áreas y no hay ninguna que no haya estado a la altura de las circunstancias», resaltó.
De esta manera, rechazó modificaciones en los ministerios en el corto plazo. «En este momento no hay absolutamente ninguna definición de cambio. Estamos viendo cómo salimos lo mejor posible de esta pandemia y cómo ponemos el Estado a disposición de la reactivación económica y la generación de trabajo», explicó.

En veredas distintas
Con respecto a la oposición, el gobernador manifestó su respeto y rescató «el trabajo que han hecho acompañando al gobierno provincial en lo que tiene que ver con las decisiones de fondo, para cuidar la salud de los pampeanos. Pero claramente tenemos diferencias ideológicas, por algo estamos en veredas distintas».
En esa línea, comentó que seguramente hay acuerdos sobre «el horizonte que tiene que transitar La Pampa para desarrollarse definitivamente». Sin embargo, los desacuerdos surgen con «las formas» y «cuál debe ser el rol del Estado. Algunos quieren mucho más Estado, como nosotros, ordenador, dinámico, que intervenga en la economía a favor de la gente, y otros están más cerca de que el mercado sea el que resuelva todo».
Pese a ello, destacó el acompañamiento durante la pandemia. «Podemos estar en desacuerdo, y claramente ellos se han alineado en las críticas con respecto al gobierno nacional. Es una cuestión política, una de las peores cosas que le pasó a la pandemia es la politización. En La Pampa no se politizó, y sí lo hizo en cuanto a una oposición al gobierno nacional. Aquí todos estuvimos de acuerdo, muchas cosas las hemos discutido, hemos escuchado y dado las razones. Tuvimos la posibilidad de que en el Comité de Crisis también participe la oposición. En La Pampa no hubo grieta con respecto a la pandemia».

Empleabilidad
Por otro lado, dio su visión sobre el accionar del sector privado y dejó «a criterio de cada uno las decisiones que toma. Si bien es cierto que no hubo aportes al Fondo Solidario, creo que en muchos casos se hizo un gran esfuerzo en mantener el nivel de empleabilidad en la provincia. Aquí la pandemia es donde menor expulsión de trabajo registrado en el contexto nacional hubo, apoyado fuertemente por políticas activas del gobierno, con una presencia fuerte del banco público».
De todas maneras, afirmó que sí quedó en claro que «acá las reglas de juego las pone el Estado provincial» y el contexto le terminó dando la razón: «si no hay un Estado presente hubiéramos fallado en cuanto a darle soluciones a la gente».

Golpear al gobierno
Durante una charla en su despacho, Ziliotto contó que días atrás tomó conocimiento de que «en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza, proponen aumentarle los ingresos brutos a los bancos, algo que hizo La Pampa en el mes de junio para los bancos privados que no se sumaron a la política de tasa cero, como hizo el Banco de La Pampa».
En ese sentido, recordó que fue muy criticado tanto por los medios de comunicación como por Adepa. «Y hoy sale Rodríguez Larreta en el proyecto de presupuesto de que va a aumentarle los ingresos brutos a los bancos», se quejó.
Para el gobernador, esto se suma a la discusión del aporte extraordinario que se aprobó en el Congreso. «Una de las cosas que mejor van a salir de la pandemia es la presencia del Estado, la responsabilidad social y la solidaridad. Si pusieron los que menos tienen, ¿por qué no van a poner los que más tienen?».
Para comprender mejor la medida, comentó que en La Pampa «hay dos o tres personas» que van a tener que pagar este aporte. «Es para tener una dimensión y cómo se puede extrapolar a nivel nacional del impacto que tiene, quiénes son los que aportarían. Es una discusión ideológica, y eso pasó también con los movimientos anticuarentena».
«Acá supuestamente el fracaso de la política oficial con respecto a la pandemia en virtud a la cantidad de muertes lo hacen en cabeza del gobierno de Alberto Fernández, pero los 24 gobernadores tomamos las mismas decisiones. Rodríguez Larreta tomó las mismas recetas que nosotros, y es el distrito con más muertos cada 100 mil habitantes y el que tuvo la cuarentena más larga del mundo», afirmó.
Por estos motivos, sostuvo que «se quiere golpear políticamente al gobierno, y una de las peores cosas que le pasó a la pandemia es la politización. El gobierno nacional marcó políticas, quienes las ejecutamos y las pusimos en marcha fuimos los gobernadores. Entonces, por qué no voy a pensar que hay grupos concentrados que tienen medios de comunicación que le pegan al gobierno».
Por otro lado, consideró que no es justo «medir la eficiencia o no en cantidad de muertos» y señaló que «se lo achacan a Alberto Fernández y no a Rodríguez Larreta, a Suárez en Mendoza, a Valdez en Corrientes o a Morales en Jujuy. Se los saca de la discusión como si los hubieran obligado a tomar decisiones», cuestionó.

Peronista, no ziliottista
Ziliotto comentó que mantiene una comunicación constante con su antecesor, Carlos Verna. «Siempre hablo, uno nunca deja de hablar con un amigo. Más allá de la cuestión política, nos conocemos desde hace 37 años. Y a su vez, desde el punto de vista político yo no puedo desaprovechar la experiencia, yo me formé políticamente y en la gestión al lado de Carlos Verna», destacó.
El mandatario recordó que «cuando era ministro y diputado, siempre decía que por ahí no tenía que hablar con Carlos para tomar decisiones o una posición, porque sabía lo que pensaba. Hablo permanentemente con él, así como hablo con Marín. Hablo con quien yo creo que puede aportar algo. No soy el dueño de la verdad, lo he dicho siempre».
En ese sentido, remarcó que es parte «de un proyecto político y no creo en los personalismos. Me han preguntado si se viene el ‘ziliottismo’, siempre aparecen estos ‘ismos’ y nosotros siempre hemos defendido el peronismo. Yo soy peronista, no ziliottista. Si bien es cierto que hemos tenido internas en más de una vez, cuando hemos tenido que darnos cuenta de que no podíamos pasar por una interna porque estaba en juego el futuro siempre nos pusimos de acuerdo. Es lo que tenemos que merituar cada vez que tenemos un proceso electoral o está en juego el futuro de los pampeanos».

Producción, empleo y energía: las apuestas para el 2021
El mandatario pampeano reveló que para el 2021 apuestan a dos ejes claros: generación de trabajo y viviendas. En esa línea, anticipó que en las próximas semanas se darán a conocer «las fechas de licitación» para la construcción en Santa Rosa, General Pico, General Acha, Eduardo Castex y Toay. Por otro lado, anticipó que trabajan en un refuerzo de la tarjeta alimentaria antes de fin de año.
En diálogo con LA ARENA, afirmó que pretenden reactivar la economía con «un Estado presente que interviene y que arriesga junto al empresario». El objetivo es claro, generar mayor actividad y fuentes de trabajo. «Por eso apuntamos a establecer mayores herramientas para que aquel que toma la decisión de arriesgar a través de la inversión productiva y no de la especulación financiera, tenga las mejores condiciones para que su emprendimiento tenga éxito».
Para ello, resaltó, «tenemos un banco fuerte, que está dispuesto a prestar dinero, un presupuesto provincial que va a hacer un esfuerzo importante para subsidiar tasas, y sean negativas si las comparamos con el efecto inflacionario, y que sea mejor negocio la inversión productiva y no la timba financiera».
Por otro lado se encuentra el «fondo para aquellas pymes que no tienen la posibilidad de tener garantías que encuadren dentro de las normas del Banco Central para acceder a un crédito, a largo plazo con reglas de juegos claras». Con estas herramientas se busca poner «a disposición de todo el sector privado la mejores condiciones para reactivar la economía y generar trabajo».
«‘Gobernar es crear trabajo’ decía el general, y nosotros estamos en ese camino. Por supuesto que vamos a necesitar de condiciones macroeconómicas, de que este rebote de la economía nacional se plasme. Tiene que haber un horizonte de previsibilidad, y así como se arregló con los acreedores externos privados falta el arreglo con el FMI, para generar condiciones de una macroeconomía que tenga variables que favorezcan la inversión productiva», agregó.

Reactivación
Zilitto enfatizó sobre la necesidad de contar con «reglas de juegos claras del gobierno nacional, que está en ese camino», y destacó que hay «un rebote en la economía, que no lo ve cualquier ciudadano de a pie porque no tiene trabajo es cierto, pero claramente hay un rebote».
En ese marco, el gobernador ratificó que el próximo año apuntarán «generación de trabajo. En un esfuerzo presupuestario muy grande y si gastamos el cupo de mil empleos registrados, lo que sería una gran satisfacción, vamos a volver a buscar recursos para seguir subsidiando el empleo. El programa que tenemos para aportar 15 mil pesos durante el primer año para los trabajadores que tomen las empresas, y que a su vez accedan a un crédito a tasa cero del BLP, creo que es una gran apuesta».
El mandatario sostuvo que se necesita «generar trabajo registrado, un trabajo privado que fortalezca la economía, porque sabemos que el sector privado es el principal motor de la economía de La Pampa. No queremos un Estado provincial que genere empleo a través de la administración pública».

Viviendas
Con respecto al plan de viviendas provincial, Ziliotto recordó que semanas atrás firmó «los primeros convenios con 10 intendentes, seguramente ya están trabajando. En este mes estamos anunciando, antes de fin de año, todas las fechas de licitación de lo que tiene que ver con el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV)». Esto incluyer a Santa Rosa, General Pico, General Acha, Eduardo Castex y Toay.
«Antes de fin de año van a estar diseñadas las aperturas», agregó y reconoció que hubo demoras. «Algo lógico de la pandemia, en la administración pública hubo organismos que estuvieron cerrados por aislamiento o trabajando al 50 % por cuestiones de aglomeración».
A este escenario se sumó que «en su momento hubo una gran incertidumbre por parte de las empresas porque no tenían precio, no solo no conseguían insumos, para armar una oferta ante una licitación. Estamos esperando la normalización, pero antes de fin de año vamos a estar anunciando la licitación de las viviendas que se hacen por administración directa del IPAV».

YPF-Pampetrol
En cuanto a los desafíos, Ziliotto mencionó el «desarrollo energético». En esa línea, explicó que hay si se busca «un escenario de soberanía energética, si estamos creando las condiciones para que las empresas produzcan más o se radiquen mayor cantidad de empresas en la provincia, también tenemos que dar respuesta a lo que es la infraestructura económica».
«Uno de los déficit que tenemos es la oferta energética en el norte de la provincia. Por eso estamos pensando en el Polo Energético en General Pico, necesitamos duplicar la capacidad instalada en Pico para todo el norte de la provincia, y ahí está el rol de Pampetrol generando energía», añadió y precisó que están analizando «de qué manera podemos trabajar con energías renovables. Por eso la gran apuesta es cómo hoy nosotros generamos en La Pampa la energía que compramos a Cammesa».
-¿Juega algún rol YPF?
-Si, por supuesto. Yo le planteé en enero al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que necesitamos que YPF tenga inversiones directas en La Pampa. Pandemia mediante, el otro día quedamos con Guillermo Nielsen (presidente de YPF) en juntarnos para empezar a desarrollar. Necesitamos que YPF invierta en generación de energía. Uno de los temas que estamos planteando es cómo podemos llevar adelante esta alianza estratégica con YPF. Estuve en el lanzamiento del Plan Gas… Nosotros hoy por hoy tenemos solo un yacimiento de gas, que es Medanito, y la idea es buscar mayor actividad. Y ahí tenemos que empezar con la exploración, ver donde podemos tener producción gasífera. Como necesitamos inversiones, queremos aliarnos con YPF para empezar a explorar y, si tenemos suerte, empezar a explotar en forma conjunta.
-Estaba prevista una reunión con el secretario de Energía, Darío Martínez, en Casa de Piedra…
-En agenda la tenemos para la próxima semana. Pero también dependemos de la agenda del presidente, en cuanto al lanzamiento del Plan de Viviendas. Ayer (por el miércoles) el presidente, en el acto con el ministro (Gabriel) Katopodis, anunció que la próxima semana habrá un lanzamiento de un programa de viviendas muy ambicioso. Dependerá de esa fecha para acomodar nosotros el resto de la agenda. Pero sí, está prevista.

Asistencia social
Consultado sobre la asistencia social durante la pandemia, Ziliotto destacó que poseen «una fuerte acción social a través de los intendentes. La política de descentralización que pusimos en marcha con Carlos Verna en 2004, cuando yo era ministro de Bienestar Social, se mantiene. Siempre nuestros ejecutores son los intendentes, sin importar el signo político. Son los que están en la trinchera y conocen las necesidades».
En esa línea, reveló que están analizando «de qué manera fortalecemos el aporte de la tarjeta alimentaria provincial», que se suma al refuerzo de la Tarjeta Alimentar que anunció Nación. «A su vez, trabajaremos con los intendentes para reforzar las partidas de acción social en el caso de que sea más fuerte la demanda en lo que tiene que ver con lo alimentario».
Este refuerzo en la tarjeta pampeana se hará antes de fin de año. «Estamos determinando cómo lo aplicamos, cómo hacemos el mayor esfuerzo presupuestario para llegar de la mejor manera».
Si bien el mandatario no pudo precisar cuánto dinero implicó el refuerzo presupuestario en el área, destacó que para tomar decisiones «para que la gente esté lo mejor posible, no tuve que mirar si tenía dinero en la caja o si me transferían desde Nación, ni tampoco tuve que tomar deuda. Hicimos uso de las reservas y es una cuenta que nunca tuvimos que hacerla. Si daría un número estaría mintiendo, pero creo que hemos estado a la altura de las demandas».

Trabajarán con Cancillería
Con respecto a la impronta del modelo productivo que buscará darle a la provincia, Ziliotto resaltó la Agencia de Inversiones y Comercio Exterior, la cual tiene objetivos claros. Servirá como «una vidriera fuera de los límites», con la intención de generar mejores condiciones para aquellas empresas pampeanas que quieran exportar.
Por otro lado, se buscará «mostrar las ventajas comparativas que tiene La Pampa para que las empresas vengan a invertir». En ese esquema, desde el Ejecutivo quieren «facilitar herramientas para exportar» y, para ello, «la idea es empezar a trabajar con Cancillería y todas las embajadas». A su vez, se intentará acompañar a «todas aquellas empresas que quieran exportar. Para eso está el Banco de La Pampa, para financiar exportaciones».
Dentro de la Agencia habrá participación de todos los sectores, debido a que Ziliotto consideró que «el futuro de La Pampa depende de todos». En ese marco, se articularán las herramientas que ya tiene el Estado y trabajaran en conjunto, particularmente con el Poder Legislativo, «para generar proyectos para potenciar la economía de la provincia».
Para el gobernador, generar exportaciones es fundamental porque «genera actividad económica», pero también «ayuda al país a generar divisas y sacarnos de cuajo uno de los grandes problemas que tiene el país: dependemos muchas veces de otra moneda. Creo que una de las principales salidas es tener superávit en la balanza comercial, como exportamos más de lo que importamos, y si importamos que sean bienes de cambio».

Fuente http://www.laarena.com.ar/