“Una iniciativa que pone el centro del desarrollo en la educación, la ciencia y la innovación”

“Una iniciativa que pone el centro del desarrollo en la educación, la ciencia y la innovación”
Compartir

En su intervención sobre los cambios a introducirse en la ley de Economía del Conocimiento, Lovera valoró que se estuviera trabajando, sin desatender la urgencia que impone la coyuntura sanitaria, en la sanción de una norma pensada para mejorar el perfil productivo del país en la pospandemia.
“Los cambios en el «Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento» lo hacen más equitativo, federal y solidario –sentenció- por alinearse con una mayor justicia distributiva”; y continuó: “la importancia que este sector tiene para la economía argentina es clave, porque representa el tercer complejo exportador del país, detrás del agro y de la industria automotriz”, desarrolló el senador pampeano.
Lovera también hizo memoria para explicar que: “El potencial de este sector comenzó a ser objeto de la atención del Estado en el año 2004, cuando bajo la presidencia de Néstor Kirchner, se sancionó la ley de la industria del software. Fue esa norma la que abrió la puerta a este desarrollo”.
Y hablando de las modificaciones propuestas dijo: “Las condiciones de acceso y permanencia al régimen tienen especial consideración por las micro, pequeñas y medianas empresas, y un marcado perfil federal, inclusivo y con perspectiva de género”.
“Los incentivos adicionales para las empresas que incorporen mujeres, personas travestis, transgénero y transexuales, se constituyen en un avance fundamental para favorecer la inclusión laboral de colectivos a los que, actualmente, les resulta casi imposible el acceso al mercado de trabajo formal. Esta imposibilidad acarrea la vulneración de otros derechos fundamentales, debemos avanzar en normas que nos permitan marcar el camino para una política igualitaria, por lo que considero imprescindible que medidas como la estamos votando hoy puedan hacerse extensivas a otros sectores de la economía”, desarrolló.
El proyecto también expresa que los incentivos también estarán disponibles en los casos de incorporación de personas con discapacidad, residentes de “zonas desfavorables” o provincias de menor desarrollo relativo, entre otras opciones.
“Es un sector con gran potencial para el desarrollo económico de nuestro país en lo que respecta la diversificación de la matriz productiva, y también manifiesta una gran capacidad de exportación y generación de trabajo digno y de calidad”, redondeó el senador.
Y cerrando su exposición dijo: “Esta iniciativa forma parte de un modelo de país que vuelve a poner como centro de su desarrollo a la educación, a la ciencia, a la tecnología y a la innovación productiva, que son ejes fundamentales para la inserción en los mercados de mayor impacto en el mundo”.
Reflexionando sobre lo que representa el valor productivo de esta norma, Lovera dijo: Es inadmisible, entonces, que se vuelvan a permitir recortes presupuestarios. Para que esta ley tenga sustento debemos comprometernos a que nunca más haya recortes que lesionen la calidad de nuestras instituciones de investigación y desarrollo, desvalorizando la calidad de nuestros recursos humanos y promoviendo su éxodo hacia otros países con condiciones más favorables”.
“Este proyecto es un instrumento clave en la planificación estratégica del país que hace nuestro Gobierno; nos permitirá aumentar la productividad de nuestra economía, generando trabajo digno y de calidad y proyectándolo también hacia todo el interior. Esto va a permitir apuntalar la recuperación y el crecimiento económico con una perspectiva integrada, equitativa y federal”, definió el senador pampeano.