Un proyecto de Lovera, de abril de 2019, a la vista en la discusión en el Senado por la coparticipación de CABA

Un proyecto de Lovera, de abril de 2019, a la vista en la discusión en el Senado por la coparticipación de CABA
Compartir

En la Reunión Plenaria de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación, hoy se trató el proyecto del Poder Ejecutivo que tiene por meta establecer un mecanismo más equilibrado de distribución de los recursos nacionales entre las provincias; ya que los coeficientes de la Ciudad de Buenos Aires quedaron alterados con el dictado de dos decretos del año 2016, que duplicaron arbitrariamente el porcentaje que le correspondía de la masa coparticipable.

Teniendo a la vista un proyecto que presentó el senador pampeano, Daniel Lovera, en abril de 2016, se retomó la discusión del tema aludiendo a esa presentación, que fue redactada en el mismo sentido de la propuesta que envió el presidente, Alberto Fernández.
Consultado por el análisis del proyecto, Lovera explicó: “En 2016, se pretendían cubrir los gastos que originó el traspaso de la policía a la Ciudad, sin embargo, la cantidad de recursos que se le dio al Gobierno de la CABA, superaba ampliamente los gastos, dejando un excedente muy importante a su favor y provocando una acción de inequidad para el resto de las provincias. Además, esa transferencia no fue aprobada por el Congreso”.

¿Qué implicancias tiene esta nueva norma que envió el presidente?
El proyecto del presidente busca una asignación de recursos adecuada para atender a una situación específica, como lo fue el traspaso de las facultades y funciones de seguridad de la Ciudad. Así es como debe corregirse el excedente de recursos que percibe la Capital Federal en favor de un mayor federalismo fiscal; estos recursos son de toda la ciudadanía argentina.

¿Qué le quedaría a la CABA, entonces?
Se le pagaría a la Ciudad lo que corresponde por el traspaso esas fuerzas de seguridad sin darle recursos en exceso. Estas medidas, representarían así, un aumento de recursos y una distribución más federal y equitativa del ingreso nacional para todas las provincias, entre ellas, La Pampa. Luego de la firma de los decretos de 2016, no se dieron y no existen argumentos que expliquen cómo se arribó al incremento porcentual de los recursos que recibe la Ciudad.

¿Por qué tuvieron a la vista su proyecto del año pasado?
El proyecto que presenté en 2019 apunta a un mecanismo definido, para destinar recursos a políticas públicas, orientadas a reducir las brechas estructurales que tenemos en el país, creando puestos de trabajo y financiando el desarrollo de la ciencia y la tecnología nacionales.

¿Este proyecto de Fernández qué modificación propone?
Buscamos corregir el proceso legislativo, sometiendo el convenio firmado por la Ciudad y el Gobierno Nacional -por el cual se transfieren las funciones de la policía no federal- a la consideración y posterior aprobación del Senado, en el cumplimiento del quinto párrafo del artículo 75 inciso 2 de la Constitución Nacional: “No habrá transferencia de competencias, servicios o funciones, sin la respectiva reasignación de recursos, aprobada por ley del Congreso cuando correspondiere y por la provincia interesada o la ciudad de Buenos Aires en su caso”. Si bien el proyecto del Poder Ejecutivo que estamos tratando prevé un mecanismo diferente al que nosotros presentamos el año pasado, el espíritu es el mismo.

¿Sería una propuesta para generar una situación de equilibrio?
Seguramente va a aportar a eso. Es claro que no estamos discutiendo el impacto económico de sumar o quitar, caprichosamente, fondos de coparticipación a la Capital Federal. Lo que discutimos es qué modelo de país queremos. Aquel proyecto que propusimos nosotros, desde La Pampa, y que hoy propone nuestro presidente, Alberto Fernández, además de ser una solución necesaria por el carácter de los fondos, es el camino para una transformación cultural que, argentinas y argentinos, necesitamos para tener un país integrado en un proyecto federal.