Bernasconi: el Plan Mi Casa tiene efecto movilizador en la economía local

Bernasconi: el Plan Mi Casa tiene efecto movilizador en la economía local
Compartir

El intendente de Bernasconi, Miguel Kittler expresó la importancia del Plan Mi Casa para generar mano de obra y la activación de la economía local. 

El jefe comunal resaltó que la construcción de cuatro viviendas es financiada totalmente por Gobierno provincial, ejecutadas por administración municipal lo que implica la generación de mano de obra de la localidad. Además, para la compra de materiales se pedirán presupuestos a comercios del medio. “Se elegirá el mejor presupuesto y si son todos similares se comprará en partes iguales a cada uno. Es (Mi Casa) un Plan muy bueno sobre todo en estos tiempos donde se necesita tener a la gente ocupada, generar trabajo es movilizar la economía local”, comentó.
Kittler contó sobre el acondicionamiento de un camión que hacía tres años que no funcionaba y que tenía un tanque que no servía. “Se recuperó el chasis, el diferencial, los elásticos y la Provincia nos envió fondos para comprar un tanque nuevo, pedimos tres o cuatro presupuestos y lo compramos en una fábrica de Rosario. El tanque ya está listo y se está trabajando para montarlo sobre el camión”, informó.
Con respecto al resto del parque automotor, el intendente expresó que ya se encuentran en marcha, “salvo algún caso de rotura diaria, están todas las maquinarias funcionando, estamos haciendo fabricar un acoplado para la recolección de residuos, todo con un enorme apoyo de la Provincia”, reiteró.
También se refirió a la época de inundaciones hace 36 años que complicó a Bernasconi. “A raíz de ello, la Provincia construyó un canal a cielo abierto para sacar el agua del barrio inundado, el mismo estaba sin señalizar y era un peligro para la población que circulaba por el lugar. Decidimos señalizarlo e iluminarlo con energía provista desde un sistema de paneles solares”, comentó.
En cuanto a los caminos vecinales, se repasaron casi 300 kilómetros y se señalizaron alcantarillas que generaban peligro para los vecinos. 
Otra de las obras importantes es la refacción de la terminal de ómnibus. “Queremos dejar nuevo el edificio que se había deteriorado demasiado. El concesionario que la tenía la entregó y aprovechamos para cerrarla y hacer el trabajo que sea necesario, como la compra de una nueva cocina, azulejos, cielorrasos de PVC, que es lo que marca el reglamento de Bromatología. Se están colocando luminarias, instalación eléctrica y pintura. Cuando esté lista se pondrá en funcionamiento seguramente en el sector de restaurante, como estaba antes”, afirmó.
Por último, agradeció el acompañamiento del Gobierno provincial y habló de la situación que generó la pandemia. “Era algo que no lo esperábamos, nos tomó de sorpresa a todos, pero la hemos peleado codo a codo junto con la Provincia, con el resto de los pueblos, cada uno desde su lugar. Es un tiempo duro donde también la Provincia nos acompañó continuamente”, finalizó.